Q.E.P.D.

Un lector de Puerto Rico me mandó un email de dos líneas. La primera decía "Hay hienas en todas partes." La segunda línea era un enlace al blog D for Disorientation que publica, en inglés, el rosarino Pablo Flores. Seguí ese enlace y me encontré con que el susodicho acababa de cometer lo que en inglés se denomina "character suicide", que se podría traducir como "suicidio de reputación" particularmente en este caso.

Paso a traducir su post:

"Triste historia

En otro lado le dije a alguien que no me gusta hacer política bloguista. Generalmente no comento en otros blogs, aunque pueda que los enlace, y tampoco comento acerca de otros bloguistas porque no son periodistas profesionales sino gente que sólo desea tener su espacio para difundir sus opiniones.

Pero hoy voy a hacer una excepción. He sido tratado terriblemente por otro blogger y estoy enojado.

Imagínense esta situación: Una argentina decide empezar un blog para analizar (aunque más frecuentemente lo que hace es criticar) los blogs de expatriados en Argentina. Siendo que esos blogs están generalmente escritos en inglés, ella los traduce para que los argentinos que no entienden inglés sepan de qué hablan los extranjeros acerca de nuestro país. Entonces ella los traduce y agrega breves introducciones y conclusiones. Hasta ahora todo bien. El problema es que ella insulta a los expatriados horriblemente, no les avisa que ha traducido sus posts (en caso que ellos quisieran responder a la crítica), prohibe comentarios que no sean en castellano y no interviene cuando los comentaristas atacan a las inocentes víctimas aún más.

El primer post de ese blog es un resentido ataque a cierta expatriada bloguista que parece encontrar defectos en casi todo aspecto de la cultura argentina (ella tiene razón en algunos casos y posiblemente se equivoca bastante en otros... pero no es eso de lo que estamos hablando ahora). La bloguista argentina, se nos informa, había tenido previamente un largo intercambio de comentarios con la bloguista expatriada, sin resultado. Ninguna de las dos parece ser muy diplomática.

Más o menos por ese tiempo, comentarios anónimos y con nombre falso empezaron a aparecer insultando a la bloguista argentina, los bloguistas que ella enlaza, los bloguistas que comentan regularmente en su blog, etc. Desinformación y ridículas acusaciones por doquier. Hasta a mí me llegan comentarios. Mi blog es enlazado y recomendado por un conocido bloguista expatriado quien también recomienda la bloguista argentina esa que sólo permite comentar en castellano y se la pasa atacando bloguistas extranjeros. Hasta este punto, nótese que yo no había tenido ningún intercambio con dicha bloguista. De hecho, yo sólo había leído su primer post el cual me cayó mal, nuevamente, no porque estuviera bien o mal sino por la manera en que había sido encarado.

De cualquier manera, lo que causó que yo decidiera comentar en su blog fue que ella decidiera agarrárselas con otro pobre expatriado quien había escrito un post, si bien generalizando y bastante naïve, pero a las claras una bien intencionada comparación entre Argentina y Estados Unidos. Le sugerí que ella podría haber manejado el asunto de otra forma. A mi me cae bien el bloguista expatriado y me gustó su post sobre Argentina con sus errores y todo. Le digo a la atacadora de expatriados que está asumiendo lo peor.

La dueña del blog no me contesta. En vez, muchos de los sus comentaristas habituales me empiezan a atacar. En particular una furiosa mujer que empieza a atacarme con denuncias paranoicas y venenosas diciendo que yo supuestamente impongo mi etiqueta a otros bloguistas y que les digo a los otros cómo se deben comportar. Me siento como si estuviera en otra dimensión. Me vuelvo a fijar en lo que había escrito para ver qué fue lo que pudo haber sido (tan grosamente) mal interpretado. Me doy cuenta de que pude haber sonado prepotente y trato de clarificar. No hay caso. Esta mujer furiosa me llama "insoportablemente pedante" y otras cosas. Me retiro y le digo a la dueña del blog que no pienso volver a leer su blog por causa de esa mujer y que creo que a la dueña no le interesa. La dueña del blog, quien se había mantenido callada hasta ahora, salta a decirme "suponés bien" y que me vaya bien.

Otros bloguistas me dicen que vaya a ver el repositorio de trolls que esta bloguista tiene. Seguro, lhay un montón de trolls ahí pero eso qué tiene que ver conmigo? De nuevo se me dice que me fije porque parece que la bloguista expatriada quien había sido atacada por la bloguista argentina en su primer post, había decidido responder al ataque trolleando. Es plausible, de hecho más que seguro, sólo que nadie antes me lo había explicado, desde luego. Esta misma bloguista expatriada está enlazada a mi blog porque con ella hemos tenido placenteros intercambios y ella ha recomendado mi blog. Creo (aunque ésto parezca tan ridículo como retorcido) que la bloguista argentina que dejó que me insultaran en su blog, que me dijo que me fuera de su blog, piensa que yo de alguna manera me conmisero con esta troll. Sólo que ella nunca me dijo eso directamente. No, debo concluir que ella no es más que una mujer resentida e intolerante que no está acostumbrada a que le digan "no" y no le gusta que yo le critique sus críticas.

Para hacer la historia corta, esta atacadora de expatriados es Mercedes Stuart, también conocida como MS y su blog se llama "Lo que dicen ellos - What they say". La otra mujer, la que me atacó en los comentarios del blog de Mercedes se llama Mia. La expatriada que fue atacada, bueno, para enterarse de eso lean el blog de Mercedes. Esa expatriada ya no figura en mis enlaces. Y no sólo estoy enojado por todo ésto sino también triste porque cierta gente de mi circulo de bloguistas no tuvieron las bolas de salir en mi defensa (y también de los otros que fueron atacados) y decirle a Mercedes y su elenco de rufianes que no pueden insultar a nadie gratuitamente. Si pedir este mínimo de decencia común suena tenso o pasado de moda, que lo sea.

Me voy de acá por un tiempo. "

~~~~~~~~~~~~~



Las mentiras que este personaje ha publicado sobre mí, mi blog y la gente que comenta aquí no hacen sino exponer la verdadera catadura moral de quien las escribió.

Hasta la próxima.

11 comments:

Sir W 2 o Software2 said...

Leí el post original y la traducción de Mercedes.

Sin pormenorizar, me parece que, o Pablo Flores es un mentiroso, o directamente no sabe leer.
Ahora, lo que no me parece, sino que estoy seguro: Pablo Flores no es un caballero. Y cuando dice "...ninguno de mi(?) círculo de bloguistas tuvo las bolas de saltar a defenderme..." me parece que está pidiendo ayuda psicológica a gritos.

*cone* said...

La verdad es que lei muchisimo de los comentarios del post anterior. Y no sali de mi asombro la manera de insultar de ciertas personas. Creo que si no estas de acuerdo, lo debes expresar sin ser un anonimo y no volver nunca mas.

Cariños
Cynthia

Bleu said...

Lo leo y lo releo y no salgo de mi asombro. Qué tipo tan mariquita y mentiroso! Vergonzoso.

JoJo said...

R.I.P

8-))))))))

Mia said...

Había empezado a escribir una respuesta al post y ya habia casi terminado de ennumerar todas las mentiras cuando me di cuenta que en realidad no es necesario. Con la traducción palabra por palabra que Mercedes hizo de la porquería que Pablo Flores escribió queda más claro que el agua quien es el que miente, insulta y difama.

Pobre tipo da pena pero también da asco.

Anonymous said...

Que se puede esperar de un tipo que se dedica a sacarles fotos a los autos estacionados en doble fila y pone las patentes en su blog asi nomas de vigilante que es. Por algo postea en ingles sino ya mas de uno le hubiera llenado la jeta de dedos. En el pais de los ciegos el tuerto es rey.

Siga a paso firme señora, su blog es ejemplar.

Respetuosos saludos,

Greg, UK.

Nieves said...

Hola Mercedes,

Normalmente suelo "lurkear" pero hoy debo comentar porque me invade la indignación.

Cuando leí la primera traducción que hicistes me quedé impresionada con tu sensatez y objetividad. Me ofende que ese "señor" diga tan descaradamente que fue un "ataque resentido". Es mentira!

Pero qué clase de sangre le corre por las venas a este "señor" Pablo Flores? Cómo puede tener "intercambios placenteros" con quien habla tan mal de su país? Cómo puede tratar de "resentida" a quien dijo la verdad?

La señora Mercedes Stuart nunca atacó a nadie. La señora Mercedes Stuart nunca insultó a Pablo Flores!

Este "señor" Pablo Flores miente!

Mercedes, te dejo un beso, un abrazo y toda mi admiración.

Anonymous said...

Mercedes,

De modo casual leia el blog de Flores ya que no vivo en Rosario desde hace tiempo y me interesaban algunos de sus posts de sobre mi ciudad.

Cuando comenzo a meterse en politica y a opinar sobre aspectos de la economia, consitucion, etc. no pude mas que comentar en algunos de sus posts en general en forma de pregunta para que el elaborara. Sus respuestas fueron un despliegue de soberbia combinada con ignoracia que hicieron que nunca mas leyera su blog.

Creo que Flores, quien no me resulta mal intencionado solo muchas veces mal informado, necesita crecer como persona y como bloggista y estudiar un poco mas los temas sobre los que opina. Sobre todo aprender a aceptar diversas opiniones sin tomarse TODO en forma personal.

Para mi es una pena no poder leer algunos de sus posts sin sentir el lamentable aislamiento intelectual que Flores suele demostrar en sus opiniones.

Creo que no da para darle mas importancia de la que tiene.

Andrea

Anonymous said...

No era que no traducis basura? En que quedamos????? Jejeje que loco quedo el man este

Taiker siu leiter

anonimus de bituin rivers

Tori said...

Hay gente que esta hablando muy mal de usted. Frank de Sugar & Spices puso un post dandole la razon a Flores y acusandola a usted de promover la xenofobia. Tambien hizo acusaciones similares en el blog de Yankee Mike.
Se lo digo porque creo que usted tendria que pedirle explicaciones y exigirle que desista con sus calumnias.
Un saludo desde Santa Clarita, CA

MS said...

Tori,

Dime con quién te juntas y te diré quién eres, no le parece a usted?

Además, qué importancia puede tener lo que él diga?